¿Dónde Están Las Conversaciones?

conversación

Más de 400 millones de personas tienen una cuenta en twitter. Diez usuarios nuevos cada segundo. Se escriben más de trescientos millones de tweets al día. Realizamos 24.000 millones de búsquedas al mes.

Facebook recibe más de 250 millones de fotos diariamente. 425 Millones de usuarios utilizan Facebook a través de su teléfono móvil. Clickamos más de 2.700 millones de Likes al día. 900 millones de usuarios entran en Facebook todos los meses.

Consumimos 4.000 millones de horas de vídeo al mes en Youtube. Cada minuto se suben 72 horas de vídeo. Ya se ha superado el trillón de vídeos vistos al año. Mil millones de usuarios únicos visitan YouTube todos los meses.

Alguna Pista

Keller Fay” realiza un seguimiento de las conversaciones que mantienen los americanos. Muestras de 700 personas se han ido tomando de forma continua desde 2006.

Este estudio les ha permitido descubrir que el 90% de todas las conversaciones que mencionan marcas comerciales ocurren en el mundo offline. Ocurren en el mundo real.

El 76% de las conversaciones tienen lugar cara a cara. A través del teléfono mantienen el 14% de la comunicación. Las conversaciones Online sólo alcanzan el 8% del número total de conversaciones.

Es fantástico estar en este momento. Ver y participar en todo lo que está ocurriendo. Seguir todas las tendencias. Hay que hacerlo.

Hay que hacerlo, pero no hay que olvidar que el mundo real no ha desaparecido.

Salvador Figueros

Foto: Ana karenina / fickr

Anuncios

Cómo Aparecer En Un Tweet De Brian Tracy

Brian Tracy #FF

Entro en mi cuenta de Twitter y, de repente, me doy cuenta de que Brian Tracy me ha incluido en uno de sus #FF.

Si no lo sabes, Tracy es uno de los autores y conferenciantes más famosos de Estados Unidos. Ha escrito más de 50 libros y habla sobre ventas y superación personal por todo el mundo.

¿Y el #FF (Follow Friday)? Es la identificación que se utiliza en Twitter para recomendar las cuentas que te parecen interesantes.

Es como una especie de convención. Todos los viernes Twitter se llena de #FF recomendando a otros usuarios.

No puede ser verdad

Ésa es la primera reflexión. No puede ser verdad. No se puede tratar de la cuenta oficial de Brian Tracy.

Enseguida, hago clic sobre la foto que aparece en el tweet y compruebo que tiene más de 100.000 seguidores.

Luego, hago una búsqueda rápida para ver otros seguidores que usan nombres parecidos. Me doy cuenta que, de todos ellos, mi Brian Tracy es el que tiene, con mucho, mayor número de seguidores.

Conclusión: bueno… será el verdadero.

¿Qué hago yo ahí?

Esta pregunta me viene a la cabeza. ¿Cómo ha llegado mi nombre ahí? ¿Cómo es posible que un tipo como Brian Tracy haya decidido incluirme en su #FF?

Si te dejas llevar por un ataque de vanidad, puedes pensar que tus tweets en inglés son tan potentes que han cautivado la atención de alguien como Tracy.

Pero si lo piensas más fríamente, recuerdas que sigues a Tracy desde hace un montón de tiempo y que haces RT de sus artículos con mucha frecuencia. Esta explicación parece mucho más razonable.

Corolario

Sí, es probable que Brian Tracy utilice los #FF como forma de agradecimiento. Es como una devolución del favor. Tú me ayudas a difundir mi mensaje, yo te ayudo a difundir el tuyo.

Al principio, un poco de decepción. Me habría encantado que Tracy devorase mis tweets y los recomendase de corazón. Evidentemente, no es así, pero la conclusión es casi igual de buena.

La conclusión es que puedes aparecer en el universo de un tipo tan famoso como Brian Tracy o en cualquier otro sitio cuando entregas sin esperar nada a cambio.

La naturaleza humana funciona así. Cuando alguien te da algo, tienes la necesidad de hacer lo mismo con él. Se llama Reciprocidad y funciona siempre. Funciona hasta con Brian Tracy.

Salvador Figueros

Foto: Cuenta de twitter

¿Qué Ocurre Cuando Eres Ligeramente Diferente?

Algunas veces, no es necesario hacer lo que hacen los demás para conseguir tus objetivos. Tampoco hay que irse al otro extremo. Algunas veces, basta con ser ligeramente diferente.

Lewis Howes es un atleta americano reconvertido en experto en Social Media. Su historia es interesante. Ha sido jugador de fútbol americano hasta que una lesión le sacó de los campos. A partir de ahí, tiene que enfocar la vida de otra manera.

Poco a poco se va metiendo en el mundo Social Media. Poco a poco se va convirtiendo en un experto.

La vía tradicional

El primer paso siempre es el mismo. Encontrar una plataforma lo suficientemente grande. Una plataforma que te permita ser relevante. Sin dimensión no hay repercusión. El esfuerzo puede ser parecido, pero el resultado es diferente.

Howes tiene que tomar decisiones. Dónde quiere estar. Dónde quiere desarrollar su nueva vida profesional.

Apuesta por Linkedin. No tiene el número de usuarios que tiene Facebook. Tampoco tiene el número de usuarios que tiene Twitter. Pero tiene un perfil de usuario potente. En linkedin hay personas con un perfil alto, decision-makers,…

Un proceso lógico

La palabra comunidad tiene mucha fuerza. Cuando te mueves en las redes sociales, debe formar parte de tu estrategia.

Howes hace lo que hacen otros muchos. Primero interactúa a través de grupos. Luego forma su propio grupo para tener algo más de control. El objetivo es crear su propia comunidad.

Su estrategia consiste en dar mucho valor. Aprovecha su comunidad y ofrece webinars a sus integrantes. Los webinars son una especie de seminarios en directo a través de Internet. Generalmente son gratuitos. No te dan dinero, pero te dan autoridad. Te colocan la etiqueta de experto.

Es una estrategia interesante pero no es nueva. Muchos profesionales de Internet trabajan de esta manera.

Piensa ligeramente diferente

Howes hace lo que hacen los demás. Sigue las reglas. Es fiel al modelo. Crea su comunidad. Aporta valor y predispone a sus seguidores. Ésos son más o menos los pasos.

Ahora, puede explotar el negocio por la vía tradicional. Intentar crear una lista de suscriptores y vender sus productos. Es una buena opción. Hay muchos profesionales que lo hacen. También puede hacer algo ligeramente diferente.

¿Su opción? Un cambio de paso. Aprovecha su grupo online y lo saca al mundo real. Cambia el escenario. Convoca a sus integrantes y organiza webinars físicos por todo Estados Unidos. Funciona.

¿Un cambio radical? No. ¿Una diferencia brutal? No. Lo suficiente para ser ligeramente diferente y hacer dinero. Lo suficiente para hacer algo que no hacen todos.

¿Qué podemos aprender?

La diferencia es importante. Cuando sales del grupo eres notorio. Se fijan en ti. A partir de ahí pasan cosas.

Lewis Howes ha seguido los pasos. Ha sido razonable. Pero ha encontrado el punto en el que merece la pena ser diferente y lo ha aprovechado. ¿Conclusión? Un negocio de 7 cifras en tres años.

Hay muchos tipos de diferencias. Algunas funcionan y otras no. En ocasiones, puedes irte al extremo. Otras veces no es necesario. Basta con que entiendas el proceso. Con que encuentres el momento adecuado.

Puede ser un matiz. Un pequeño movimiento. Lo suficiente para cambiar el paso. Lo suficiente para hacer dinero.

Salvador Figueros

Foto: GMO66 / flickr