¿En Qué Se Parecen El Liderazgo Y El Baloncesto Infantil?

liderazgo

Si tienes niños pequeños que juegan al baloncesto, sabes de lo que hablo. Ocurre de vez en cuando.

En algún momento, un chaval coge con fuerza el balón y se dirige a su canasta. Bota con autoridad. Un, dos tres… pasa el balón al compañero más próximo a su propio aro y… ¡Dos puntos!

Todo sería perfecto si no fuera porque han encestado en su propia canasta. Todo está bien, pero el resultado no es el correcto.

¿Por qué pasa? Porque sí. Porque se desorientan. Son pequeños. Juegan muchos cuartos y han cambiado un montón de veces de campo. Pierden el sentido espacial y pasa. Ya está.

Es una situación rara que tiene un punto de ternura. También, es una situación rara que nos enseña muchas cosas sobre el liderazgo.

¿Dónde empieza todo?

Un chaval coge con fuerza el balón y se dirige hacia su canasta. Ahí empieza todo. Cambia las reglas. Toma una decisión relevante (sin saberlo) y las cosas son distintas. La fuerza de su acción depende de su relevancia.

El liderazgo es similar. Necesita un punto de arranque. Necesita algo distinto. Por lo general, se apoya en decisiones que cambian cosas. Que alteran inercias.

Todo arranca con una decisión. La decisión lanza el liderazgo. Lo lanza más cuanto más grande es la decisión. El refuerzo es mayor cuantas más cosas rompe.

Todos los momentos no son iguales

Las grandes decisiones son más grandes dependiendo del momento. Cuando juegas al baloncesto o cuando juegas a lo que sea, es un gran momento.

Al final, se trata de competir. De hacerlo mejor que el otro. Es una situación de conflicto. En este tipo de situaciones, las decisiones adquieren mayor nivel.

Las situaciones de dificultad, de caos, de estrés o similares son buenos entornos para el liderazgo. Son situaciones intensas. A mayor intensidad de la situación, mayor nivel de la decisión y mayor impacto del liderazgo.

Los demás son importantes

No basta con botar con rotundidad hacia tu aro. Eso está bien, pero es sólo el inicio. Es mucho mejor cuando buscas a un compañero y le pasas la pelota. Se produce una conexión. Ahí, las cosas son diferentes.

En ese momento, el liderazgo impregna al equipo. El niño que recibe la pelota no se cuestiona demasiadas cosas. La decisión está tomada. La acción se ha iniciado. Recibe la pelota y la lanza contra su propia canasta. Con un poco de suerte, la pelota no entra. Si no es así, dos puntos para el equipo contrario.

Así es el liderazgo. Necesita a los demás. No hay líderes sin seguidores. No hay líderes en el vacío. Todos los líderes necesitan que su mensaje llegue y le sigan. Esa es la base del liderazgo.

En el baloncesto infantil se producen este tipo de situaciones. A veces son situaciones extrañas, pero nos enseñan cosas. Nos enseñan que el liderazgo surge con más naturalidad en entornos de dificultad. Nos enseñan que siempre empieza con una gran decisión. Nos enseñan que se confirma cuando conectas con los demás. Nos enseñan que el resultado no depende del liderazgo sino de la dirección del mismo.

Salvador Figueros

Anuncios

6 comentarios en “¿En Qué Se Parecen El Liderazgo Y El Baloncesto Infantil?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s