¿Cómo Son Las Organizaciones Inteligentes?

Cuando quieres mejorar tu organización, mejoras las personas. Te centras en tus necesidades. Defines los perfiles más adecuados y buscas a los mejores. Mucha gente buena. Cuanta más, mejor.

Es el camino lógico. El que sale en los libros. Mejores recursos humanos, mejores organizaciones. Las cosas funcionan así. Por lo menos, deberían.

Todo tiene sentido y, seguramente, es así. Pero cuando te centras sólo en las personas, te estás dejando algo. Cuando sólo son personas, dejas fuera la mitad de la ecuación.

Tu cerebro

Tu cerebro es una buena referencia. ¿Cómo funciona? Tiene neuronas. Las neuronas son la base de la actividad nerviosa de las personas. Un montón de neuronas manejando tu cuerpo. Tomando decisiones.

¿Mejores neuronas, mejores decisiones? Seguramente no. ¿Por qué? Porque las neuronas por sí solas no sirven de mucho. Las neuronas son eso, neuronas. Para funcionar, para funcionar mejor, necesitan estar conectadas.

Axones, dendritas y un montón de elementos con nombre raro conectan las neuronas entre sí. La idea es conectarlo todo y hacerlo funcionar.

El número de conexiones es el objetivo. El número de conexiones te da una idea de la actividad cerebral. Cuantas más conexiones, mayor actividad.

Pero hay más. Hay más elementos que determinan el nivel de funcionamiento de tu cerebro. La velocidad. La velocidad a la que se conectan tus neuronas.

Es así. Más y mejores neuronas conectadas a mayor velocidad. Ése es el nombre del juego. Eso es lo que determina el funcionamiento de tu cerebro.

Organizaciones inteligentes

Tu negocio no es diferente. Tu negocio funciona de una manera similar. ¿Cuál es el elemento más importante? Las personas. Siempre son las personas. Pero no son sólo las personas.

Hay más cosas. Hay que prestar atención a todas. Cuando no lo haces, te estás dejando algo importante.

Necesitas a los mejores. Con ellos es más fácil. Pero necesitas más. Cuando sólo tienes buenos profesionales, tienes neuronas. Es una buena materia prima, pero sin acompañamiento no te servirá de mucho.

Conéctalas. Ésa es la primera clave. Tu rendimiento depende del nivel de conexiones que establezcas. Muchas conexiones, buen rendimiento. Pocas conexiones,…

Crea el entorno adecuado para que las personas de tu organización se puedan relacionar. Anima a todos a que hablen, compartan, se relacionen. Hazlo fácil.

La rapidez también es importante. Los procedimientos complicados no ayudan. Pueden poner algo de orden, pero ralentizan las conexiones. Las hacen más pesadas. Busca el equilibrio. Orden y velocidad. Es una buena pareja.

Todo empieza en las personas. A partir de ellas, se construye todo. Son el elemento necesario, pero no es suficiente. La fórmula de las organizaciones inteligentes tiene tres componentes: personas, conexiones y velocidad. Cuando falta alguno, las cosas no funcionan igual.

Salvador Figueros

Foto: Mike Licht, NotionsCapital.com / flickr

Anuncios

4 comentarios en “¿Cómo Son Las Organizaciones Inteligentes?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s