La Pasión No Es Suficiente

“La pasión es la clave del éxito”. Es probable que hayas oído esta frase cientos de veces. La pasión es la fórmula mágica. Tienes pasión y las cosas salen.

Éste es uno de los grandes mitos. Lo repetimos tantas veces que se convierte en una verdad incuestionable. Pero no funciona. Por lo menos no funciona siempre. La pasión es necesaria, pero no es suficiente.

Necesitas algo más

Es así, necesitas algo más. El cementerio está lleno de ideas llenas de pasión que no llegaron a ninguna parte. Ideas que murieron antes de dar los primeros pasos.

¿Tenían suficiente dosis de pasión? Seguramente, pero no había mucho más. Les faltaba algo que les diese consistencia.

Hay una combinación que da buenos resultados. No es demasiado original, pero funciona. Pasión y conocimiento.

La pasión está bien, pero el conocimiento te asegura los resultados. Pasión para arrancar y continuar. Conocimiento para apuntalar cada uno de los pasos. Para darle seguridad al proyecto.

Desarrolla el conocimiento

Hay dos formas de conseguir el conocimiento necesario. Puedes desarrollarlo o puedes comprarlo. Son dos formas distintas, pero las dos son válidas.

Howard Schultz no empezó de la nada montando Starbucks por todas las esquinas de Estados Unidos. Su relación con el café empezó mucho antes.

Antes había hecho muchas cosas. Antes, había sido el director general de una pequeña empresa sueca de cafeteras. Hammarplast fue la puerta que utilizó Schultz para dar sus primeros pasos. Para empezar a desarrollar su conocimiento.

Después, siguió. Después se incorporó al primitivo Starbucks como director de marketing. Entonces era otro tipo de negocio. Vendían café en grano. Da igual. Más café y más conocimiento.

Viaje a Italia y un montón de ideas. Buen café y un concepto distinto de coffee shop. Algunas pruebas piloto en su antigua compañía y, finalmente, el salto. El primer “Il Giornale”, el antecesor de los Starbucks que conoces.

Así fue como lo hizo Howard Schultz. Desarrolló el conocimiento. Lo desarrolló hasta el punto en el que su pasión hizo el resto. Pasión y conocimiento.

También lo puedes comprar

Sí, es otra posibilidad. Cuando no tienes el conocimiento, lo puedes comprar. Puedes contratar a alguien que lo tenga o puedes comprar un modelo de negocio en funcionamiento.

Sam Walton hizo algo parecido. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, dejó el ejército. Tenía que hacer algo y el comercio tradicional le pareció una buena idea.

No tenía un gran conocimiento, pero se atrevió. Con un préstamo de su suegro y lo que había ahorrado en sus años de militar compró conocimiento. Compró la franquicia Ben Franklin. Una especie de bazar que tenía de todo.

Ahí empezó su imperio. Aprendiendo del negocio con un modelo llave en mano. Una tienda, otra, otra,…

Pasaron 17 años hasta que montó su primer Wal-Mart. Diecisiete años de franquicias y pequeñas tiendas. Primero compró el conocimiento, luego lo desarrolló.

La Pasión es importante. Es probable que sin Pasión no puedas conseguir nada. Pero no es suficiente. Necesitas más cosas. Necesitas conocimiento. Da lo mismo cómo lo consigas. Desarrollar o comprar. Es indiferente, porque cuando lo combinas con Pasión tienes una fórmula ganadora.

Salvador Figueros

Anuncios

6 comentarios en “La Pasión No Es Suficiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s