Mejor, Mejor, Mejor

No tiene que ver con el tamaño. No tiene que ver con la cantidad. No tiene que ver con el número. Es otra cosa.

Si tienes un e-reader, está bien. Si lo has cargado con 10.000 libros electrónicos, está bien. Es una gran sensación. Un montón de libros. Baratos. Muchos. Fáciles de conseguir.

Al ritmo de lectura del país, necesitas más de mil años para poder leerlos. No importa demasiado. No pasa nada. Ya los leerás. Tienes los libros y te sientes mejor. Abundante es sinónimo de bueno.

Mucho

Ésa es la idea. Suena bien, pero tiene peligro. “Mucho” siempre es atractivo. Mucho de nada es diferente.

Es la época en la que vivimos. Todo es digital. Todo es pequeño. Al final, todo es más fácil. ¿Por qué no? ¿Por qué no vas a acumular? Es fácil y es barato. Dame más.

Las cosas no funcionan así. Nunca lo hacen. Si quieres más, adelante. Siempre es una opción, pero no te va a aportar demasiado. El 100% de 0 es grande, es mucho, pero sigue siendo cero.

Diógenes

Es el nuevo Síndrome de Diógenes. El Síndrome de Diógenes de la información. Es el mismo síndrome de siempre con una cara diferente.

Hay que tener cuidado. Es un síndrome peligroso. Cuando no lo reconoces a tiempo, te llenas de información. Terminas rodeado de porquería por todas partes. No es agradable.

A veces, “Más” no funciona y hay que utilizar otras palabras. A veces, hay que cambiar “Más, Más, Más” por “Mejor, Mejor, Mejor”. Es una palabra más pequeña, más reducida, pero funciona siempre.

Salvador Figueros

Foto: Kodomut / flickr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s