¿Cuánto Quieres Aprender?

Tony Robbins siempre cuenta la misma anécdota. Al finalizar una de sus conferencias, se le acerca uno de los asistentes. Le felicita. Le dice que le ha impresionado. Que su facilidad para hablar en público le ha sorprendido. Le pregunta cuánto tiempo puede tardar él en alcanzar su nivel.

Robbins le mira fijamente y le contesta: ¿cuánto tiempo quieres tardar? ¿Sí, cuánto quieres que dure tu preparación? El mecanismo es ése. No es cuánto vas a tardar. Es cuánto quieres tardar.

Tú decides

¿Quieres tardar dos veces menos que la media? ¿Sí? Ofrécete dos veces más para hablar en público. ¿Quieres tardar tres veces menos? Ningún problema. Ofrécete tres veces más. El mecanismo es sencillo. ¿Quieres tardar menos? Ofrécete más.

El sistema de Tony Robbins es un gran sistema. Funciona. Funciona porque pone el peso en tu lado. Funciona porque te pasa la responsabilidad.

Sí, es incómodo. Las cosas buenas pueden serlo. Es incómodo pero te hace ir más deprisa.

Salvador Figueros

Foto: DabeBleasdale / flickr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s