El Otro Merchandising

Escuchas la palabra Merchandising. Lo primero que te viene a la cabeza son bolígrafos, mecheros,… Bolígrafos con un logotipo. También un mensaje…

Así es como funciona el Merchandising. El que conocemos. Un bolígrafo, un mechero una gorra, una camiseta, un… ¡Qué más da! Es algo con un mensaje de alguien. Algo para recordar.

Es el Merchandising de siempre. El que utilizan todos. Grandes y pequeños.

¿Funciona?

Seguramente. Cuando algo está ahí es por algo. Nada aguanta el paso del tiempo si no aporta algo. Un pequeño regalo. Un pequeño beneficio y un nombre. Puede dar resultado.

¿Funciona bien? Tengo mis dudas. Seguramente podría funcionar mejor. Mucho mejor. ¿Por qué? Por muchas razones. Porque es un regalo de ti a tu cliente. Es un regalo de tu compañía. Es un recuerdo de ella. No sé si esto significa algo para tu cliente. Quizá sí. No lo sé.

Además, no es personal. Es para todos. Todos somos iguales. No hay diferencia. Eso no ayuda demasiado. Tu cliente no quiere ser igual. Quiere ser diferente. Quiere significar algo para ti. Todos queremos significar algo para alguien.

El otro Merchandising

Hay alternativas. Otra forma de verlo. La esencia es parecida, pero el enfoque es diferente.

El regalo está bien. Puedes mantenerlo. Es una muestra de gratitud que tus clientes agradecen. Pero puedes mejorarlo. Puedes cambiar el tú por el él. Puedes darle la vuelta y mejorar.

Imagina la situación. No regalas un mechero… o sí. No lo sé. No regalas algo que te interesa. Regalas algo que interesa a tu cliente. No tiene nada que ver con grandes regalos. Tiene que ver con tu dedicación. Con tu preocupación por conocer a tu cliente. Qué le interesa. Qué le gusta. Qué le hace moverse.

Ése es el regalo que le tienes que hacer. Su regalo, no el tuyo. El regalo que le dice que te interesa. Que te preocupa. Una demostración de afecto.

¿Dónde está el mensaje?

Aquí no hay logos. No es necesario. Una nota, un comentario mostrando tu agradecimiento por su confianza es suficiente.

Tu interés por tus clientes es mucho más fuerte que cualquier logo. No tiene marcas. No tiene palabras. Tiene lo único que todos los clientes valoran de verdad. Tu preocupación por ellos. Es un gran mensaje.

El Merchandising tradicional es una fórmula más. Tiene sus ventajas, pero puedes mejorarlo. Piensa en tu cliente. Descubre sus intereses y entrégale ese recuerdo que le importa. El que siempre relacionará contigo.

Salvador Figueros

Foto: iluvcocacola / flickr

Anuncios

10 comentarios en “El Otro Merchandising

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s