¿Cuál es la Mentalidad Adecuada para Gestionar tu Negocio?

Ganar dinero no es fácil. Montar tu negocio, conseguir clientes e ingresar por los productos o servicios que les vendes es un trabajo complicado.

No hay atajos. No hay modelos de negocio sorprendentes que te permitan cambiar tu fortuna de un día a otro.

Sencillamente, los milagros no existen. Y, de existir, son tan escasos que no merece la pena confiar en ellos.

¿Por qué mueren las empresas?

Lamentablemente, la tasa de mortalidad de nuevos negocios es muy alta. Depende de muchas cosas, pero es muy habitual que el porcentaje de empresas que mueren en los cinco primero años de existencia supere con creces el 50%.

Las razones de este fracaso son muchas, pero, quizá, la principal razón de este fracaso es la mentalidad con la que muchos emprendedores se enfrentan a su negocio.

Por lo general, un emprendedor tiene un producto increíble que va a revolucionar la vida de sus clientes, o unas habilidades increíbles que le van a permitir servir a estos clientes como no lo ha hecho nadie antes.

Eso es fantástico. Pero la mentalidad puede hacer que tu negocio fracase.

¿Extraño? Reflexiona un segundo. ¿Lo ves ahora? Es un enfoque de mí hacia ti. Es un enfoque donde asumo que tengo un magnífico producto o servicio y voy a introducirlo en el mercado.

Hay que cambiar

Aquí entra el cambio de mentalidad. Es un cambio obvio, pero no es sencillo. En los negocios, las cosas no funcionan así. De hecho, todo funciona al revés.

Un ejemplo. Hace poco, he asistido a una presentación de ventas donde la compañía vendedora argumentaba que su producto iba a convencer a sus clientes potenciales de…

¿Cómo es posible que una compañía pueda convencer a nadie de lo que realmente necesita?

Hay un famoso eslogan de una campaña publicitaria que dice: “Yo no soy tonto”. Es así, el cliente no es tonto. No lo ha sido nunca.

Quizá, tenga momentos de debilidad. Quizá esté confundido. Quizá compre tu producto. Es probable que esto ocurra. Pero es probable que lo haga una vez y no vuelva a repetir.

Si te conformas con eso, bueno… es tu decisión. Si pretendes establecer una relación con tus clientes que vaya mucho más allá de esa primera compra, tendrás que actuar de forma diferente.

Es puro sentido común. Todo lo que tienes que hacer es cambiar tu mentalidad. Pasar de actuar de mí hacía ti y empezar a actuar de ti hacia mi.

¿Qué tengo que hacer?

¿Cómo lo consigo? Entendiendo que tu negocio sólo se podrá desarrollar si eres capaz de encontrar un nicho de mercado interesante, escuchar cuáles son sus necesidades y entregar a su mercado aquello que quieren comprar (no aquello que tú crees que puede interesarle).

¿Te parece evidente? Lo es. ¿Crees que los pequeños negocios actúan de esta manera? ¿Realizan alguna investigación para confirmar que un mercado existe? ¿Se preocupan por detectar una necesidad concreta por la que estén dispuestos a pagar?

Es probable que la inmensa mayoría no lo haga. La inmensa mayoría sigue actuando de mí hacia ti. Asumen que pueden ofrecer la solución a los problemas de un mercado que no han investigado.

¿El resultado?

Por lo general, el fracaso.

¡Cuidado con esto! No asumas nada. Investiga, analiza, chequea. No llegues a la parálisis por análisis (no tiene sentido). Pero intenta encontrar algo que confirme que tus ideas pueden funcionar. Si no lo haces, corres el riesgo de tropezar.

Ganar dinero no es fácil, pero no es imposible. No lo hagas más complicado. Ganar dinero es una habilidad que se puede desarrollar.

Intenta aplicar la mentalidad adecuada. Habrás sentado las bases para que todo el desarrollo posterior ofrezca más posibilidades de éxito.

Ya sabes, todo pasa por tener la mentalidad adecuada. Piensa que todo lo que haces lo haces por y para los demás.

Si lo consigues, juegas el partido. Si no lo haces, sigues funcionando de una manera egoísta.

¡Cambia tu MENTALIDAD!

Salvador Figueros

Foto: Mike Licht, NotionsCapital.com / flickr

Anuncios

9 comentarios en “¿Cuál es la Mentalidad Adecuada para Gestionar tu Negocio?

  1. Buen día, Salvador

    Espero que estés bien. Me encanta como escribes. Directo al grano. A mi me gusta hablar de la misma manera.

    Muchos empresarios creen que es el producto el “Rey del Mambo” cuando realmente es el cliente el que tiene la última decisión: la compra y la recompra.

    Si no hay cambio de mentalidad, continuarán los fracasos. La venta es una cuestión emocional, pero no del vendedor, sino del cliente. Si el vendedor no logra emocionar al cliente, no pasará nada.

    ¿Cuantos vendedores no andan por allí haciendo unas presentaciones de venta dramáticas, teatrales, sin lograr hacer que sus clientes si quiera pestañeen?

    Muy bueno. Lo comparto y te dejo uno mío que creo le sirve de complemento

    http://conocealnuevocomprador.blogspot.com/2011/09/quien-sigue-quien-en-medios-sociales.html

    1. Hola Joel,
      Todo bien. Efectivamente, quedan pocos Reyes del Mambo. Si no tienes la mentalidad adeucada, quizá, ninguno.
      Saludos y gracias por el comentario.

  2. Pingback: Raúl L (@LnaRaul)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s