No Necesitas Nada Para Construir Una Empresa Multimillonaria

Microsoft Como construir una emrpresa multimillonaria

Casi todos conocen la historia de Microsoft. Bill Gates, Steve Ballmer y Paul Allen vendieron a IBM un sistema operativo. Un sistema operativo que iría instalado en todos los PCs. Aquél sistema terminó convirtiéndose en el famoso MS-Dos. A partir de ahí, nació el imperio de Microsoft.

La operación es interesante. La negociación de tres chavales inexpertos con la gran IBM es interesante. La frivolidad de unos ejecutivos entregando un imperio a cambio de tan poco es interesante.

Pero lo más interesante es cómo se produjo todo.

Cómo se crea un imperio

IBM estaba trabajando en sus PCs para plantar cara a Apple. Tenían los ordenadores. Bill Gates y su compañía le ofrecieron el software necesario para hacerlos funcionar.

Hasta ahí, es una historia normal. Una compañía necesita un producto. Tú tienes el producto. Lo ofreces. Asunto cerrado.

Todo es absolutamente normal si no fuese por el hecho de que Microsoft no tenía el software cuando cerró el acuerdo. No tenían nada.

Microsoft compró el sistema operativo a Seattle Computer Company. El mismo software que luego vendió a IBM.

Un gran modelo de negocio

Bill Gates formó un imperio de la nada. De la nada más absoluta. No necesitó desarrollos, software,… No necesitó nada.

Todo lo que tuvo que hacer fue encontrar a alguien con una necesidad. Buscar el producto para satisfacerla y ofrecerlo.

Así funcionan todos los negocios. ¿Obvio? No tanto. Seattle Computer Company no lo hizo. Otras compañías similares tampoco lo hicieron.

¿El valor de Microsoft? La conexión. Encontró la necesidad. Encontró el producto. Estableció la conexión.

En su caso, compró el producto. Le interesaba porque las expectativas de ganancia eran enormes. Pero el modelo funciona sin tener que comprar nada.

Más allá de Microsoft

La historia es curiosa, pero éste no es un post sobre Microsoft. Es un post sobre modelos de negocio.

Olvídate de Microsoft. Piensa en el modelo. Busca necesidades. Busca soluciones. Ponlas en contacto. Cobra una comisión.

Más alternativas. Busca empresas con un activo infrautilizado (carteras de clientes,…). Busca empresas con productos que puedan sacar partido a ese activo. Ponlas en contacto. Cobra una comisión.

Es el modelo de intermediación. Una intermediación particular. Sin productos, sin almacenes, sin infraestructuras… sin barreras de entrada. Una intermediación limpia.

Las variantes son infinitas. Sectores, productos, servicios,… En el país, en el extranjero,…

Si eres capaz de encontrar la solución a un problema, tienes negocio. No necesitas comprar nada. No necesitas fabricar nada. No necesitas nada más.

Sólo tienes que buscar problemas y soluciones, necesidades y remedios… Ponerlos en contacto y hay negocio.

Es un modelo antiguo. Un modelo conocido. Un modelo que funciona.

A veces, tendemos a complicar las cosas. A hacerlas más difíciles. A veces, es tan simple como mirar. Mirar los dos lados de la ecuación y conectarlos.

Salvador Figueros

Foto: ToddABishop / flickr

Anuncios

10 comentarios en “No Necesitas Nada Para Construir Una Empresa Multimillonaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s