Pon Un Poco De Sal En Tu Logo

Todos están de acuerdo en que el logo es un elemento importante de tu imagen. Es parte de tu cara. Parte de la manera en la que te presentas al mundo.

Lo primero que ven es tu logo. Luego, debe haber mucho más. Pero, si tu logo no les convence, quizá no le presten demasiada atención.

El “Sí o Sí” de tu logo

Hay toda una teoría alrededor. El logo debe respetar unas características. Debe ser simple y evitar confusión. Debe ser escalable para que funcione bien con distintos tamaños. Debe ser coherente con lo que quiere transmitir tu compañía…

Pero, por encima de todo, tu logo tiene que ser consistente. Tiene que presentarse siempre de la misma manera para dejar una huella en tu público, para que te identifiquen y puedan recordarte.

El mundo está lleno de recetas

Tiene que ser así. Vivimos en un mundo complejo. Cuando das con una receta, simplificas las cosas. Haces que todo sea más fácil.

Las recetas nos dan tranquilidad. Nos permiten ordenar lo que nos rodea. ¿Tienes un problema? Aplicas una receta. Consigues un resultado. Adiós a la ansiedad.

El sistema funciona, pero tiene sus limitaciones. Las recetas o las reglas facilitan las cosas. Eso está bien. Pero también estandarizan demasiado, eliminan diferencias y lo igualan casi todo. Bueno… es lógico. Ésa es la función de las recetas. Que todo tenga unas características similares. Esa es su fortaleza. También puede ser su debilidad.

Más posibilidades 

Las recetas o las reglas son importantes, pero hay vida más allá. Hay que conocerlas. Cuando no lo haces, corres el riesgo de hacer tonterías.

¿Seguirlas siempre? Es tu decisión. Si lo haces, estarás tranquilo, pero es probable que le quites algo de excitación a tu vida y a tu negocio.

Algunos no lo hacen. Google aplica pocas recetas. Seguramente, las conoce todas, pero es capaz de ir más allá y crear las suyas propias.

También lo hace con su logo. Es fantástico y lo reconoce todo el mundo. Es parte de su identidad. Pero ha decidido jugar con él y funciona. Ha sido valiente. Ha dejado de ser consistente. Ahora, te puedes encontrar una versión diaria de su logo cada vez que abres el buscador.

No pasa nada. No estropea nada. No elimina nada. Ha hecho algo diferente y ha conseguido un logo más divertido. Su imagen es más divertida.

A veces tiene sentido no aplicar demasiadas recetas y poner un poco de sal en tu logo. También en tu negocio. Te hace diferente. Te puede hacer único.

Salvador Figueros

Foto: Kalexanderson / flickr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s