Más Allá De Tus Ideas

Las ideas significan mucho. Todo empieza ahí. Cuando tienes una idea hay movimiento, se hacen cosas.

Por lo general, tendemos a favorecer a aquéllos que las producen. Más ideas, más valor. Es una correlación que aceptamos. Nos gustan las personas que tienen ideas. Si tienen muchas, mejor.

Tener ideas no es fácil. Requiere algo de entrenamiento. Si sabes cómo hacerlo, tienes más probabilidades de dar con ellas (brainstorming, scamper, idea box,…). Cuanto más entrenamiento, más probabilidades. Siempre funciona así.

Después hay que organizarlas. Muchos fallamos ahí. No basta con tener una buena idea. Hay que ver qué elementos tiene. Cómo están relacionados. Cuál es el desarrollo. Hay que darle contexto. Si no lo haces, la idea no termina de ponerse en marcha.

La técnica puede ayudar

Algunos no necesitan nada. Simplemente se ponen y son capaces de darle sentido a todo. Las piezas se organizan en su cabeza y fluyen de una forma natural. Seguramente son los menos.

Para otros no es así. Tienes la idea y te atascas. Un montón de elementos sueltos. No sabes muy bien por dónde empezar ¿Ahora qué?

Hay muchas herramientas. Estúdialas. Utiliza la que te haga sentir más cómodo. A mi me gustan los mapas mentales (mindmaps). Son intuitivos. Una cosa lleva a la otra.

Empieza con un gran círculo

Traza un gran círculo en el centro del papel. Es el punto de partida. Funciona como el núcleo de todo.

Dentro, dibuja o escribe el tema, la idea, lo que quieres organizar. Ya estás preparado para ir colocando tus pensamientos.

Elementos sueltos

Es el momento de reflexionar sobre todos los elementos que tienen que ver con tu idea.

Anótalos alrededor del círculo. No te preocupes demasiado si son de naturaleza distinta o si pertenecen a distintos niveles. Por el momento, ve anotando. Más tarde intentarás clasificarlos.

Los códigos ayudan.

Utiliza códigos. Formas, colores, imágenes,…. Los códigos ayudan a identificar elementos. Señalan aquéllos que son parecidos.  Te permiten establecer relaciones. Te dan las pistas para poder agrupar los de naturaleza similar. Facilitan las cosas.

Reorganización 

Tienes una disposición más visual de la idea y los elementos que quieres desarrollar. Si el papel lo aguanta, sigue con él. Si todo es demasiado confuso, aprovecha todas las pistas que te da y reorganiza los elementos en otra hoja.

El esquema es el mismo. Gran círculo central de dónde parte todo. Coloca alrededor del círculo los elementos que están al mismo nivel. Agrupa los que están por debajo de un nivel superior.

Establece relaciones

Construye la red de relaciones. El círculo es el inicio de todo. Poco a poco va tomando vida. Utiliza flechas. Conecta conceptos. Visualiza los vínculos. Tus palabras, imágenes, colores y flechas van formando algo que empieza a tener sentido. Ajústalo tanto como necesites.

Mira el resultado. Ya tienes el desarrollo de tu idea. ¿Te convence? Perfecto. ¿No te convence? Retócalo las veces que haga falta hasta que estés contento con el resultado.

Más allá de las ideas está su organización. No es fácil identificar todos los elementos. No es fácil relacionarlos. Cuando lo consigues, has completado tu idea y puedes empezar a trabajar con ella.

 

Salvador Figueros

Foto: jonny goldstein / flickr

Anuncios

5 comentarios en “Más Allá De Tus Ideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s