Caer Fuera Del Estándar

En 1992 me compré mi primer ordenador portátil. La verdad es que no sabía demasiado sobre el tema. Hasta ese momento, siempre había trabajado con los ordenadores de sobremesa de la oficina. Todos PCs y todos con las primeras versiones de Windows.

Un compañero de trabajo me habló del McIntosh de Apple. Tenía una pinta estupenda. Jugué con él durante unos días y me convenció. Sólo un problema. “Cae fuera del estándar”. Es diferente. Problemas de compatibilidad, formatos,…

¡Uhmmm…! Da lo mismo. A la semana siguiente, ya tenía mi Powerbook 145 de Apple.

Es bonito

Steve Jobs siempre ha comentado que las clases de tipografía que tomó durante algún tiempo en la universidad fueron importantes para él. Seguramente, fue el motivo por el que incluyó en sus ordenadores fuentes que hasta ese momento no se habían utilizado en el mundo de la informática.

Estoy seguro de que sus clases de tipografía fueron mucho más allá. Es muy probable que esas clases de tipografía influyeran en su manera de ver el mundo, en la necesidad de incorporar el diseño en todo lo que hacía. El diseño es importante. El diseño es un elemento imprescindible en cualquier producto. Un producto sin diseño no es un producto. Es otra cosa.

En 1992, los ordenadores no eran como los de ahora. Los portátiles tampoco. Por lo general, eran de color negro y tenían una forma y tamaño parecido. Mi Powerbook 145 no tenía nada que ver con el resto. Era gris con unas líneas en relieve. Tenía unas ruedecillas divertidas para darle inclinación. El teclado resultaba agradable al tacto. Al lado de otros ordenadores sobresalía. No tenía nada que ver. ¿Por qué las cosas no pueden ser funcionales y bonitas?

Es fácil

En el inicio, las pantallas de ordenador eran absolutamente negras. Si querías que aquello funcionase, tenías que teclear cosas extrañas para que el ordenador te entendiese. Luego, todo fue evolucionando. Poco a poco fueron desapareciendo los comandos y apareciendo los iconos.

El sistema Windows de Microsoft fue uno de los primeros intentos. Realmente no era un sistema operativo. Funcionaba como una interfaz gráfica del MS2. Daba lo mismo, aunque la pantalla era negra, no se podía arrastrar nada y no ofrecía grandes posibilidades, nos parecía increíble comparado con lo que había hasta el momento.

¿Apple? Apple era otra cosa. El Powerbook 145 llevaba instalado el sistema operativo 7. El nombre importa poco. Lo importante es lo que hacía. El escritorio era realmente un escritorio (blanco por defecto- adiós al negro). Todo estaba lleno de iconos con un diseño fantástico que se entendían perfectamente (archivos, carpetas, papelera,…). Y podías arrastrar. Eso era lo más increíble. Podías arrastrar por todo el escritorio y llevar tus archivos y carpetas donde te diera la gana sin tener que seguir ninguna ruta ni teclear nada. Todo resultaba fácil. Era exageradamente fácil e intuitivo. El usuario sólo tenía que utilizar el sentido común para moverse por el ordenador.

Es diferente

Mi Powerbook 145 era distinto al resto. Diferente. Todos los productos de Apple lo son. Tienen tantas cosas que les separan de los demás que parece que están en otro momento del tiempo.

Muchos pueden pensar (yo lo hacía) que el hecho de “caer fuera del estándar” puede ser un problema. Que puede plantear algunas dificultades. Que puede hacerlo más incómodo en algún momento. No es así.

El hecho de “caer fuera del estándar” es precisamente lo que hace que las cosas vayan más rápidas. Que corramos más. Que compañías como Apple nos adelanten el futuro.

El “estándar” puede ser mucho más seguro, pero allí pasan menos cosas. Al menos, pasan cosas mucho menos divertidas.

Apple fabrica productos bonitos, fáciles y diferentes. Lo hace porque es una gran compañía. Afortunadamente, hay más. También “caen fuera del estándar” y nos permiten disfrutar de sus grandes productos.

De Apple se ha dicho todo. Queda poco por comentar. Sólo agradecerle a todos los Steve Jobs de este mundo su trabajo y agradecerles, también, el deseo de que todo el mundo “stay hungry, stay foolish”. Adiós.

 

Salvador Figueros

Foto: splorp / flickr

Anuncios

2 comentarios en “Caer Fuera Del Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s