El Secreto De Las Monjas

En 1986, David Snowdon inició uno de los estudios longitudinales más famosos de la historia de la psicología. El objetivo del estudio era analizar el proceso de envejecimiento y el desarrollo del Alzheimer en la población.

El estudio se realizó con monjas católicas americanas miembros de las Hermanas del Colegio de Notredam. Las características de este colectivo eran ideales para el buen fin de la investigación. Personas con hábitos homogéneos (estilos de vidas muy similares) que permitían minimizar el efecto de variables extrañas.

Durante el transcurso del estudio, los investigadores tuvieron acceso a los archivos del convento. Allí se guardaban todos los documentos que las monjas habían acumulado a lo largo de su vida.

Entre estos documentos se encontraban pequeñas reflexiones autobiográficas. Pensamientos que las monjas habían escrito cuando se incorporaron a la hermandad.

Los investigadores analizaron los documentos y los codificaron como más o menos positivos en función del estilo de cada uno (adjetivos, fluidez, expresividad,…).

El Secreto de las Monjas

¿Qué se puede sacar de unos antiguos diarios? ¿Cuál puede ser la conclusión después de más de 50 años? La primera evidencia fue que las monjas que habían escrito con un estilo positivo eran más longevas. Las monjas felices viven más.

El 90% de las monjas felices habían alcanzado los 85 años mientras que sólo el 30% de las monjas menos positivas tenían los mismos años. Además, los casos de Alzheimer eran muy superiores entre las monjas menos felices.

Hay más

Otra de las conclusiones que se sacó del estudio es que la felicidad y el sentimiento positivo pueden mejorar nuestra condición física.

No sólo vives más si eres feliz, también vives mejor. Te encuentras bien, te sientes en perfectas condiciones. Puedes hacer más cosas, durante más tiempo y más rápidamente. Estás más sano y eres más productivo.

En definitiva, cuando eres feliz tienes más posibilidades de tener más éxito en todo lo que haces.

La Felicidad en el trabajo

¿Qué ocurre con los empleados felices? Lo mismo. Es un efecto universal. Los empleados felices tienen menos bajas, trabajan más y son más eficaces.

Es una invitación en toda regla para que las compañías se preocupen por el nivel de felicidad de sus empleados y que éstos aprendan a disfrutar de todo. Sí, incluso del trabajo.

No es necesario que seas una monja. Todos podemos beneficiarnos de los efectos de la felicidad. Todos podemos mejorar nuestra vida, nuestros negocios, nuestros trabajos,… Al final, tus resultados pueden ser una consecuencia directa del tamaño de tu sonrisa.

 

Salvador Figueros

Foto: Fergal of Claddagh / flickr

Anuncios

5 comentarios en “El Secreto De Las Monjas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s