¡El Ataque De Los Clientes!

¿Te imaginas la escena? Un montón de clientes atacándote. Llamando a tu puerta. Colándose en tus instalaciones (como las carpas del vídeo). Comprando sin parar. Clientes por todos los sitios. Clientes y clientes. Tantos clientes que no das abasto.

Éste es uno de los grandes sueños de cualquier emprendedor. Lanzar un negocio que funcione como un inmenso imán para sus clientes. Que les atraiga y les haga perder la razón. Que le hagan decir: ¡Ni un cliente más!

Así son los grandes negocios. Ellos lo han conseguido. Tú también puedes hacerlo. No es fácil, pero es posible. Sólo tienes que saber cómo.

Yo me llamo…

Las cosas siempre empiezan así. Primero te presentas. Después, lo demás. Si tus clientes no saben quién eres, tendrás problemas. Si no saben dónde estás, tendrás problemas. Si no saben qué haces tendrás problemas. Si no saben…, no compran.

Tiene sentido eso

“Tiene sentido” es una gran expresión. Quieres que tus clientes la pronuncien. Quieres que la asocien con tu comportamiento.

Tienes sentido cuando dices cosas interesantes, cuando haces cosas que aportan. Las compañías que tienen sentido gustan a los clientes. Las compañías que tienen sentido siempre se ganan la credibilidad de todo el mundo.

La autoridad se gana con el sentido y es uno de los grandes valores en cualquier negocio. Cuando tu compañía tiene autoridad, es segura. ¿No buscan eso los clientes?

Coincidimos en tantas cosas que…

¿Con quién te tomas un café? ¿Con quién vas a cenar? ¿Con quién vas al cine? Lo haces con las personas con las que tienes puntos en común. Con las personas con las que coincides.

La afinidad es importante. Cuando hay afinidad, las personas se gustan, hacen cosas juntas. En los negocios pasa lo mismo. Compras a empresas afines. A empresas a las que te apetece comprarles porque coincides con ellas. Te caen bien. Te gustan.

Me va perfecto

Vas por buen camino. Ya te conocen. Les has dicho a todos quién eres. Te has ganado su confianza porque eres creíble. Tienes autoridad. Quizá no les gustes a todos, no es fácil. Pero a los que les gustas, les gustas mucho. Hay una gran conexión.

Todo eso está muy bien, pero, si lo que ofreces a tus clientes “no les va perfecto”, has fallado. Si no le resuelves “su” problema, lo demás no importa. Su problema es lo único relevante. Tú tienes que resolverlo. Si no lo haces, buscarán a otro que lo haga.

Las grandes compañías trabajan así. Hacen este tipo de cosas. Han conseguido que todos les conozcan, se han ganado la autoridad, les gustan a la mayoría y, sobre todo, resuelven los problemas de sus clientes.

Si lo consigues, es muy probable que te pase lo mismo que pasa en el vídeo. Que estés en una situación en la que los clientes te ataquen. En la que los clientes salten a tu barca.

 

Salvador Figueros

Anuncios

Un comentario en “¡El Ataque De Los Clientes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s