¡Bombones Rellenos De Saltamontes!

Las buenas ideas tienen algo diferente. Las reconoces enseguida. Se te meten en la cabeza y no puedes deshacerte de ellas. Vuelven una y otra vez, una y otra vez,…

Ésa es la virtud de las grandes ideas. Cuando todo ha pasado, ellas quedan. Cuando todo ha pasado, ellas están ahí para siempre.

Grasshopper es una compañía telefónica virtual. Fundada en Estados Unidos por dos jóvenes emprendedores, tiene más de 100.000 clientes. ¿Su objetivo? Llegar a 1 millón.

Grasshopper es diferente en muchos aspectos. Tiene un servicio excelente, tiene un crecimiento increíble, tiene un… y también tiene una forma de comunicar única.

En 2009 realizaron un cambio de marca. A partir de ahí, toca comunicárselo a todo el mundo. Por lo menos, a tantos como sea posible.

Por lo general, la comunicación (como todo) depende de dos elementos: presupuesto e ideas. Cuando hay presupuesto, algunas buenas ideas mueren, se tiende a ser más conservador. Cuando no hay dinero, o hay ideas o no hay comunicación.

Grasshopper es una de esas compañías con más ideas que presupuesto. Seguramente, es una de las razones por las que se atrevió a lanzar una de las ideas más interesantes de los últimos tiempos.

Para comunicar su rebranding (cambio de marca) al mercado, decidió:

1.- Utilizar saltamontes reales. Grasshopper significa saltamonte en inglés. Tiene sentido que uno de los elementos de tu comunicación sea la representación física de tu marca. Tiene impacto. Establece una conexión potente.

2.- Cubrirlos de chocolate. El saltamontes es un animal que tiene mucha fuerza. Él sólo cumple el objetivo de comunicar el mensaje. Pero si lo sacas de su contexto, si haces algo distinto con él, el resultado puede ser increíble. Grasshopper se atrevió a hacer “Bombones Rellenos De Saltamontes”. Sencillamente genial.

3.- Enviárselos a 5.000 personas. Aquéllas que consideraron más influyentes para su mercado (bloggers, televisiones,…). Consiguieron dos efectos. Por una parte, causar un impacto (notoriedad) increíble en estas personas. Después, ganarse su simpatía por haberles incluido en el grupo de personas influyentes.

¿Los resultados? Una repercusión en medios como no puedas imaginar (aquí tienes una muestra).

La marca se presta a este tipo de comunicación. La idea es genial. La ejecución es perfecta. El impacto superó todas las expectativas. La noticia corrió como la pólvora. Se hicieron referencia a los saltamontes de Grasshopper en tweets, posts, fotografías, vídeos, informativos,…

La idea pegó. Los que recibieron la bolsa de bombones especiales se sorprendieron. Les gustó. Lo contaron al mundo y todos se quedaron con la idea enla cabeza. Seguramente, para mucho tiempo.

 

Salvador Figueros

Foto: rustybrick / flickr

Anuncios

2 comentarios en “¡Bombones Rellenos De Saltamontes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s