Lo Que No Hay Que Hacer Cuando Las Cosas Van Mal

La vida no es plana. Los negocios tampoco. A veces todo se dispara y disfrutas del momento.

No es así siempre. En otras ocasiones, apuntas hacia abajo. Entras en un bucle y todo te parece negro.

Así es como funcionan la vida y los negocios. Momentos buenos y momentos malos. Momentos de expansión y momentos de recesión.

Si lo sabes y actúas con tranquilidad, no pasa nada. Si no eres consciente, puedes tener problemas.

Cuando las cosas van mal, todo lo que te rodea es negativo. Tus sentimientos son negativos. Tus sentimientos pueden distorsionar la realidad.

Necesitas entender qué te está pasando. Necesitas entender la realidad tal y cómo es para poder mejorarla.

Identifica los elementos que distorsionan la realidad (David D. Burns: “Feeling Good”). Son éstos los que tienes que evitar cuando las cosas no van bien.

1.- Generalizar. “Todo va mal” no es una gran frase. “Todo va mal” es una generalización que no te va a ayudar a identificar qué es lo que está fallando. Las cosas no dejan de funcionar todas de golpe. Siempre hay algo que falló primero. Algo importante que empieza a comportarse de manera extraña y afecta a todo el sistema.

2.- Olvidar lo positivo. Seguro que has conseguido un montón de cosas interesantes con tu negocio. Que las cosas no funcionen ahora no significa que no hayan funcionado nunca o que no puedan volver a funcionar. Los logros son los logros y sirven para reforzarte. Olvidar lo que has conseguido no es una buena estrategia para recuperarte.

3.- Dejar de argumentar. En este tipo de situaciones, tiendes a saltarte las argumentaciones para llegar directamente a la conclusión a la que quieres llegar. Esta conclusión está influenciada por tus sentimientos y suele ser negativa. Creas la ilusión de una argumentación para justificar tu estado de ánimo.

4.- Calificarte. Es fácil. El negocio no se recupera. Lo que intentas no funciona. Empiezas a perder la confianza en ti mismo. Te ves a ti y a tu negocio como un fracaso. Las etiquetas funcionan como un refuerzo. Si son negativas, reafirman tu sentimiento de fracaso y profundizan en tu estado de ánimo.

No dejes que tus sentimientos te condicionen. Los sentimientos no son hechos. Son el resultado de argumentaciones que pueden ser incorrectas.

Analiza los hechos reales. Pon tus pensamientos delante de tus emociones y descubrirás como las cosas malas no son tan malas.

 

Salvador Figueros

Foto: Deborah Leigh (Migraine Chick) / Flickr

 

Anuncios

Un comentario en “Lo Que No Hay Que Hacer Cuando Las Cosas Van Mal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s