Las Cosas no son Fáciles, pero…

Faulkner decía que los sueños tienen que ser lo suficientemente grandes como para no perderlos de vista cuando los persigues. Estoy de acuerdo.

Esta semana he tenido la oportunidad de firmar ejemplares de mi nuevo libro “Twittemprendedor” (ESIC) en la feria del libro. Ha sido una experiencia increíble. Ha sido fantástico.

¿Se agolpaba la gente en nuestra caseta para verme? No. ¿He firmado un montón de ejemplares? No. ¿Hemos acabado con todas las existencias? No. ¿Entonces?

Bueno… el libro ha empezado a andar. Tiene muy buena pinta y, con la ayuda de ESIC, seguro que alcanzamos los objetivos propuestos.

Eso está muy bien. Era una de las metas. ¿La otra? La otra era una meta más personal. Más emocional.

Me gustan los libros. Disfruto viéndolos, comprándolos y leyéndolos. Siempre han estado ahí. Desde que era pequeño he querido escribir. He imaginado muchas veces que conseguía publicar. Que me llamaban para firmar. Que… Bueno, un montón de cosas.

El sábado pasado, parte del sueño se ha cumplido. El sábado pasado, firmé ejemplares por primera vez. El primero para mi familia. Los buenos momentos hay que celebrarlos.

Había un montón de gente. Muchos autores conocidos. Muchos vendiendo como locos. Da lo mismo. Seguro que pocos estaban teniendo una experiencia como la mía. Pocos estaban tan felices como yo.

Hace cuatro años, no había escrito una sola página. Al menos, una sola página en serio. Hoy, he publicado dos libros con dos grandes editoriales. He estado presente en la feria del libro. He empezado a escribir mi tercero. Todavía, no me lo puedo creer. ¡Alucinante!

¡Ojo! No estoy diciendo que soy un tipo fantástico. Eso no tiene ningún interés. Estoy diciendo que los sueños se pueden cumplir. Eso que tiene interés.

¿Qué he aprendido por el camino? Muchas cosas. Las experiencias nuevas siempre te enseñan.

1.- Las cosas no son fáciles. No, no lo son. No hay atajos. Yo no los conozco. Si quieres conseguir algo, tendrás que dedicar muchas horas. Tendrás que esforzarte. No se me ocurre otra forma de hacerlo. ¡Ah! Las cosas no son fáciles, pero no son imposibles.

2.- La perseverancia funciona. No hay grandes secretos. Prepárate. Estudia. Fórmate tanto como puedas. Después, ponte en marcha. Una vez. Dos veces. Tres veces… Las que haga falta. La perseverancia es una fórmula matemática que no falla. Tú, sólo tienes que poner el número de intentos.

3.- Los sueños se alcanzan. Es fantástico. Es así. Aplica la receta. No esperes. Sigue aplicándola. Puede ser un tema de tiempo. Puede ser un tema de dimensión. Puede ser un tema de… No te preocupes. Sea como sea, cumplirás tu sueño.

4.- La felicidad es fantástica. Si ya lo has experimentado, no te voy a contar nada nuevo. Si no es así, la sensación es irrepetible. Te has fijado un objetivo. Lo has conseguido. Lo has conseguido tú. La felicidad es total. Es una sensación que quiero repetir muchas más veces. Es una sensación que todos debemos experimentar.

¿Cuáles son tus sueños? ¿Cómo son tus objetivos? ¿Son lo suficientemente grandes? Fantástico. ¿No lo son? Hazlos crecer. Piensa en ellos todos los días. Haz algo todos los días. Trabájalos todos los días.

Salvador Figueros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s