¡Reservado a Empleados Felices!

¿Cómo afecta la felicidad a los trabajadores? ¿Tienen mejor rendimiento los empleados más felices?

Cuando se habla de productividad, se suele hablar de métodos de trabajo, sistemas empleados y preparación de los trabajadores. Estos elementos son fundamentales, pero ¿son los únicos? Seguramente no. De hecho, no son los únicos y quizá tampoco sean los más importantes.

En 2009, A.J. Oswald, E. Proto y D. Sgroi realizaron un experimento en la universidad de Warwick para intentar entender la influencia de la felicidad en la productividad de los trabajadores. El experimento tenía dos partes.

1.- En la primera, estudiaban el efecto de la felicidad en el cortísimo plazo. Cogieron un grupo numeroso de personas y les sometieron a una sencilla prueba matemática.

Tenían que realizar tantas sumas como pudiesen en un tiempo limitado de diez minutos. La misma prueba la realizaron antes y después de ver a un video con una situación de comedia.

¿Los resultados? En todos los experimentos, se producía un claro aumento de la productividad después de ver el vídeo. La calidad de los resultados de la prueba se mantenía, pero aumentaba el número de operaciones resueltas.

2.- En la segunda parte del experimento, los investigadores incluyeron el efecto de situaciones negativas producidas en la vida real. Se buscaron personas que hubiesen pasado por una situación difícil recientemente (divorcios de los padres, muertes de familiares, problemas de salud) y se les sometió a pruebas similares.

En esta ocasión, los resultados fueron consistentes con los de la primera parte del experimento. Los “felices” obtenían mejores resultados que los que habían pasado por una situación difícil. El efecto positivo de la felicidad era superior durante el primer año y prácticamente inexistente a partir del segundo año.

La conclusión del experimento es evidente: la felicidad aumenta la productividad. Además, tiene un efecto positivo en distintos periodos temporales.

La felicidad es fantástica. Eso parece obvio, pero también lo es cuando hablamos de negocios.

Cambia de enfoque. No pienses que el tipo de trabajo determina parte de tu felicidad (que también). Piensa que tu estado de ánimo, y el de todos en general, influye sobre el trabajo realizado y sus resultados.

Si quieres mejorar la productividad de tu compañía, sé feliz, contrata empleados felices y crea entornos felices. No hay una manera mejor y más divertida para conseguir tus objetivos.

¿Has experimentado en alguna ocasión la influencia de la felicidad en el resultado de tu trabajo?


Salvador Figueros

Foto: LawPrieR / Flickr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s