¡La Oferta de Don Corleone!

¿Conoces la oferta de Don Corleone? Buen nombre, ¿verdad? La oferta de Don Corleone consiste en hacer una propuesta que no se pueda rechazar.

Si quieres que tu negocio funcione, es más que probable que tengas que realizar ofertas. Cuando llegue el momento, asegúrate de que utilizas el principio de Don Corleone y haces ofertas irresistibles.

Para construir este tipo de ofertas, tienes que utilizar los elementos adecuados. ¿Cuáles son? Sólo tienes que echarle un vistazo al fantástico post de José Mª Gil “6 Elementos que toda oferta debería tener” para descubrirlos.

No voy a repetir aquí lo que José Mª ha escrito en su post (léelo). Sólo te diré que los 6 elementos fundamentales que él menciona son:

1.- Dejar de forma muy clara los beneficios
2.- Aliviar un problema o satisfacer un deseo
3.- Demostrar lo que dices con pruebas
4.- Hacer ver que el valor obtenido es muy superior al precio pagado
5.- Incluir una garantía de satisfacción
6.- Incorporar elementos que generen escasez

Lo dicho, tienes toda la explicación de cada uno de estos puntos en el post de José Mª Gil. Échale un vistazo. Merece la pena.

Por mi parte, se me ocurre algún otro elemento que también se podría incluir en esta lista. Un poco más de sal para crear la oferta definitiva, la Oferta de Don Corleone.

a.- Ponle un nombre a tu oferta. Busca un nombre que se recuerde y enchúfaselo a tu oferta. Algo que resuene en la cabeza de tus clientes. Algo que no se puedan quitar de encima: El Ofertón Loco, Locoferta, Oferta Total, El día de la oferta final, Ofertitis, Más Oferta, Ofertamanía… Busca algo de este estilo. Juega con las palabras, combínalas, invéntalas, busca rimas y aliteraciones. Da igual la técnica que utilices, lo realmente importante es que se recuerde.

b.- Redáctala de forma clara. Las ofertas tienen que ser sencillas. Tienen que estar redactadas de forma tal que las entienda todo el mundo. Todo el mundo es todo el mundo. Si no se entiende a la primera pueden pasar dos cosas: que la gente desconfíe y se arruine el efecto de la oferta o que no le den una segunda oportunidad. Así de sencillo.

c.- Dale un toque de realismo. Sitúala en el mundo. ¿Qué quiere decir esto? Las ofertas muy increíbles son muy increíbles. Es decir, cuando están tan desconectadas de la realidad, pierden credibilidad. Tu oferta debe ser fantástica, debe aportar un valor magnífico, pero debe ser creíble. Las ofertas extremas suenan a trampa. ¡Ten cuidado!

d.- No la condiciones a nada. Construye una oferta limpia. Una oferta que tenga sentido por ella misma. No intentes aprovechar el tirón de la oferta para colocarle a rebufo un montón de cosas. La oferta es la oferta. Cuanto más simple, más efectiva.

Las ofertas son un elemento fundamental para promocionar tu negocio. Puedes hacerlo bien o complicarte la vida. “Up to you” que dirían los ingleses. Yo lo tengo claro.

Respeta los elementos que te comenta José Mª Gil en su magnífico post e incorpórale algunos de los que te apunto yo y es muy probable que tus ofertas sean envidiadas por el mismísimo Don Corleone.

¿Recuerdas alguna oferta de este estilo que te apetezca comentar?

Salvador Figueros

Foto: The Consumerist / Flickr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s