¿Quieres Ser Más Productivo?

Es un tema caliente. Todo el mundo habla de la Productividad. ¿Qué es? ¿Cómo ser más productivo?

No es para menos. La productividad tiene un impacto directo en tus resultados. Si quieres mover las cosas en la dirección correcta, merece la pena que le prestes la atención que se merece.

¿Pero qué es la productividad?

Antes de dar una definición más o menos ortodoxa de la productividad, tiene sentido decir qué no es productividad.

Productividad no es estar ocupado. Léelo otra vez. Publicidad no es estar ocupado.

Esta es una de las grandes trampas en la que caemos todos. Nos llenamos de trabajo hasta arriba, tenemos nuestra agenda llena de reuniones y llegamos a todos los sitios derrapando en las curvas. ¿Y qué?

¿Cuántas cosas he hecho hoy? Esta no es la pregunta que debes formularte. En realidad, es bastante fácil rellenar una agenda hasta arriba y sumergirte en ella, pero ése no puede ser nunca tu objetivo.

La pregunta adecuada es ¿cuántas cosas que afectan directamente al resultado de mi negocio he hecho hoy?

Como ves, hay una gran diferencia en el planteamiento de las dos preguntas.  Productividad tiene que ver con resultados. Si utilizas una de las muchas definiciones que puedes encontrar por ahí, la productividad es la relación entre lo que produces y los recursos que utilizas para producirlo.

La productividad aumenta cuando produces más con menos y tiene un impacto directo en tus resultados. Más producto, más barato, más margen es igual a mejores resultados.

Sólo eres productivo cuando realizas tareas que mejoran tus resultados. Otra cosa es engañarse. Teniéndolo claro qué es lo que tienes que hacer, hazlo.

¿Cómo se hace?

Coge papel y boli y refleja todas tus actividades diarias. No te dejes ninguna por irrelevante que parezca.

Marca aquellas actividades que tienen un impacto directo en tus resultados. El resto lo puedes eliminar momentáneamente.

Entre las que tienen impacto sobre los resultados, prioriza en función del nivel del impacto: clientes, producto, marketing,… Con esto, habrás cerrado la lista de cosas que tienes que hacer, en las que tienes que poner tu foco de atención.

¿Te queda tiempo? Fantástico. Ahora, empiezas a incorporar el resto de actividades. Primero las que te parezcan más relevantes por su impacto indirecto sobre los resultados y así sucesivamente.

¿No tienes hueco en tu agenda? Es momento de buscar ayuda. Rodéate de las personas o medios necesarios para poder sacar adelante toda la carga de trabajo.

Con este sencillo sistema te asegurarás una mejor utilización de tu tiempo y unos mejores resultados.

Repite este ritual siempre que tengas la sensación de que te has salido del camino.

Ser más productivo significa ser más rentable y ser más rentable tiene un impacto directo sobre tu negocio. ¿Ahora, quién quiere estar ocupado?

Salvador Figueros

Foto: deltaMike / Flickr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s