¿Quieres Que Recomienden Tu Negocio?

Según algunos estudios, entre el 80% y el 90% de los clientes que consiguen los pequeños negocios es gracias a recomendaciones de sus propios clientes.

Esto equivale a afirmar que la supervivencia y desarrollo de este tipo de negocios depende, prácticamente en su totalidad, de la percepción que tienen tus clientes de tus productos o servicios y de la voluntad de contárselo a su círculo de influencia.

Pese a la importancia del dato, son muy pocas las compañías que tienen una política de referencias o recomendaciones en funcionamiento. En la mayoría de los casos, las recomendaciones se producen de forma incontrolada.

¿Dejarías en manos de la casualidad algún elemento que afectara directamente al bienestar de tu familia? Seguro que no. Entonces ¿por qué no actúas de la misma manera con tu negocio? En definitiva, es la fuente de ingresos que te permite a ti y a tu familia llevar la vida que quieres llevar.

Si quieres hacer crecer tu negocio, tienes que desarrollar e implantar una política de Recomendaciones. Aquí tienes algunas pistas que te pueden ser de utilidad:

1.- Confianza: lo que tus clientes valoran por encima de cualquier otro aspecto es la confianza que pueden depositar en ti y en tu negocio. Organiza tus operaciones con el fin de transmitir tanta como te sea posible a tus clientes. Recuerda que la confianza cuesta mucho ganársela pero puede desaparecer en cuestión de minutos. Intenta ser consistente y actuar siempre de la misma manera.

2.- Empleados: contrata empleados que encajen con la idea de confianza que quieres comunicar a tus clientes. Las habilidades se pueden ir desarrollando, pero la forma de ser y de actuar no cambia de la noche a la mañana. Define como quieres que sea tu comportamiento como empresa e incorpora sólo a aquéllos que entran dentro de esa definición.

3.- Formación: todos en tu organización tienen que actuar de la misma manera. Para poderte asegurar el resultado, tendrás que impartir la formación necesaria para que todos sepan lo que tienen que hacer en cada momento. Sólo así conseguirás que tu comportamiento sea consistente en el tiempo.

4.- Herramientas: para sacarle el máximo partido a tus Recursos Humanos, tendrás que dotarles del equipo, el soporte y el feedback necesario para conseguirlo. La formación y la voluntad no son suficientes si no tienes las herramientas adecuadas. No olvides darles feedback. El feedback positivo les permite confirmar que están dentro de las expectativas. El negativo les advierte de las desviaciones y les anima a corregirlas.

Una política de Recomendaciones no da sus frutos inmediatamente. Tienes que perseverar y ser consistente para ver los primeros resultados, pero, cuando empieza a funcionar, se convierte en una máquina perfectamente engrasada que te dará un montón de sorpresas agradables.

 

Salvador Figueros

Foto: kimba / Flickr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s