Qué hacer en una Reunión de Networking

¿Tienes una reunión de Networking en fechas próximas y no sabes muy bien como desenvolverte? No te preocupes. Es absolutamente normal (más si eres más o menos primerizo en estos temas) que sientas una cierta inseguridad al enfrentarte a este tipo de actos.

Estas reuniones pueden ser una magnífica oportunidad para aumentar tu esfera de influencia. Si las manejas adecuadamente, los resultados pueden ser muy positivos. Por el contrario, si no terminas de encontrarte cómodo y no le sacas todo su potencial, habrás perdido una oportunidad de hacer crecer tu negocio.

Afortunadamente, como para casi todo, siempre hay una metodología y en este caso no iba a ser distinto. Siguiendo las indicaciones que podrás leer a continuación, harás las cosas correctamente y aumentarás considerablemente las probabilidades de éxito.

Te propongo que utilices tres pasos a la hora de preparar este tipo de eventos: antes, durante y después. Todos son importantes y a todos debes prestarle la misma atención.

Antes:

1.- Conoce a la perfección a los organizadores del evento. Resulta imprescindible que conozcas perfectamente a qué se dedica la organización, quiénes son las personas que la forman, sus nombres y responsabilidades. Si entiendes correctamente lo que motiva a los organizadores, te resultará más fácil integrarte en la reunión.

2.- Investiga quiénes serán los asistentes. Interésate por el tipo de personas que acudirán al acto. Descubre si conoces algunos de los nombres y ve preparando con antelación los temas que puedes tratar con cada uno de ellos.

3.- Prepara una batería de preguntas abiertas. Las preguntas abiertas son aquellas que invitan a tu interlocutor a dar una explicación más o menos extensa. Se utilizan para obtener información y funcionan como un elemento de cortesía al evidenciar tu interés por los asuntos de los demás.

Durante:

1.- Llega al acto con tiempo suficiente. Esos minutos de antelación te permitirán hacerte una composición de lugar rápidamente. Podrás elegir el sitio donde te vas a sentar y dispondrás de tiempo para charlar tranquilamente con alguno de los organizadores.

2.- Identifica a las personas con las que quieres hablar. Ve preparando mentalmente el itinerario de personas que llevarás a cabo. En caso de no conocer a nadie, pregunta a los propios organizadores por los asistentes. Es probable que ellos te puedan facilitar la suficiente información como para que puedas hacerte una idea sobre qué personas debes conocer.

3.- Aprovecha a los conocidos para que te presenten a otras personas. Echa mano de aquellas personas que ya conoces para que te introduzcan a otras y faciliten los contactos.

4.- Distribuye tu tiempo coherentemente. Evita la tentación de quedarte hablando todo el tiempo con tus amigos. Puede resultar muy agradable, pero no es el objetivo de la reunión. Charla con todos pero no te pegues a ninguno.

5.- Actúa de forma relajada. Estás en una reunión conociendo gente, sintiéndote a gusto e intentando hacer contactos. No es el momento de enloquecer y convertirse en un killer de las relaciones. Actúa tranquilamente, sin ningún tipo de presión y sin intentar ser alguien que no eres. La mejor fórmula para gustar a la gente consiste en mostrarse tal cual. Sin trampa ni cartón.

6.- Muestra tu cara amable. Intenta ser tan agradable como te sea posible. Sonreír alarga la vida y hace amigos. Sonríe de forma natural tanto como te sea posible. No lo fuerces porque quedaría falso, pero intenta mantener esa actitud positiva y agradable durante toda la reunión y la sonrisa aparecerá de forma natural en tu rostro.

7.- Escucha, escucha, escucha. A la gente le encanta hablar de sus vidas, proyectos, pasiones,… y se sienten felices cuando perciben que les prestas atención. Dales todo el tiempo y atención que se merecen y te agradecerán tu interés.

8.- Ten preparadas las preguntas de supervivencia. Esto es lo que yo llamo el “Kit salvaconversaciones”. Si ves que una conversación no termina de coger el ritmo adecuado, utiliza el Kit salvaconversaciones para lanzar a tu interlocutor preguntas abiertas que le permitan contarte quién es, a qué se dedica, qué tipo de clientes tiene, etc.

9.- Muestra tu vocación de dar antes que recibir. Hazlo de forma natural y la recompensa será mucho mayor de lo que puedas llegar a imaginar. La naturaleza humana es sorprendente y premia a los que son generosos. Primero preocúpate de dar que la hora de recibir llegará sin ninguna duda.

10.- Pide las tarjetas de visita de tus interlocutores. Las tradicionales tarjetas de visita son el mejor nexo de unión con tus nuevos contactos. Es una pena dedicarle tanto tiempo y esfuerzo a la labor de Networking y volverte a casa sin los datos de tu nuevo contacto.

11.- Identifica las áreas de interés. Haz las preguntas adecuadas para entender cuáles son los intereses de las personas con las que estás hablando. Puedes tratar temas relacionados con el trabajo o temas que caen en un entorno más personal. En cualquiera de los dos casos, asegúrate de formular tus preguntas de forma elegante y de no molestar a nadie con las mismas.

12.- Utiliza las tarjetas de visita como cuaderno improvisado. Las tarjetas de visita son el mejor sitio par apuntar todas las cosas interesantes que te hayan podido contar sus dueños o que tú hayas podido averiguar. Utilízalas como cuaderno y consúltalas, posteriormente, siempre que sea necesario.

Después:

1.- Contacto inmediato. Al día siguiente o un par de días después como muy tarde, escribe un e-mail a las personas que conociste agradeciéndoles su tiempo y el trato recibido. Si dispones de ella, incorpora alguna información que pueda estar relacionada con el área de interés de la persona en concreto e  invítala a mantener el contacto.

2.- Mantén la relación. Aprovecha cualquier excusa con sentido para, de vez en cuando, enviar un e-mail y poder mantener la relación. Utiliza la cabeza y manda un número razonable de e-mails . Si eres demasiado recurrente, corres el riesgo de saturar y ser desconectado.

Estos pasos te ayudarán a gestionar de una forma organizada y sensata las reuniones de Networking. Al principio te costará, pero poco a poco los irás interiorizando y, al final, te saldrán de forma natural. El primer paso se da andando, así que repásate los que acabamos de comentar y zambúllete de lleno en tu próxima reunión de Networking. ¡Suerte!

Foto: psy-com / Flickr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s