Cuatro pasos para crear el nombre de tu Negocio

Como ya hemos comentado en alguna ocasión, el nombre de tu empresa es uno de los elementos más importantes de tu negocio. Está directamente vinculado a tu marca y debe convertirse en tu mejor tarjeta de presentación.

Si quieres que tu nombre sea relevante y que produzca el efecto que buscas en tus clientes, debes saber qué hay que tener en cuenta para que el resultado final sea el deseado. A continuación puedes ver un sencillo proceso de 4 pasos que puede ayudarte a la hora de crear el nombre del negocio de tus sueños:

1.- Define las Premisas: en primer lugar, debes tener muy presente todas las cosas que pueden influir cuando decidas crear tu nombre. Apunta en un papel lo que es realmente importante:

1.a.- Ten en cuenta las personas a las que te diriges y que forman tu mercado: quiénes son, cómo son, qué buscan, qué tipo de lenguaje utilizan, etc.

1.b.- Recuerda en todo momento qué es lo que haces y Seguir leyendo “Cuatro pasos para crear el nombre de tu Negocio”

Anuncios

¡Contactos, contactos, contactos!

Un almuerzo en un restaurante agradable y con la compañía adecuada puede ser una magnífica herramienta para dar un empujón a tus negocios.

Hace unos días tuve la oportunidad de almorzar con un gran amigo de la infancia. Joaquín y yo compartimos, años atrás,  muchos momentos fantásticos. Luego, la vida te dirige por caminos diferentes y el contacto se va perdiendo con el tiempo.

Después de tantos años, aprovechamos para pegar un rápido repaso a nuestras vidas, nuestras familias y nuestras profesiones. Siempre resulta agradable saber qué ha sido de la gente que te importa durante el tiempo en el que no has estado en contacto con ellos. El almuerzo fue magnífico porque las personas que estábamos allí nos reuníamos de una forma natural y con la intención de disfrutar de ese momento. No había más.

A lo largo de la comida, hablamos de muchos temas y, como apuntaba antes, tocamos asuntos profesionales. Mi amigo tiene una posición de máxima responsabilidad en una compañía de mucho prestigio y Seguir leyendo “¡Contactos, contactos, contactos!”

¿Web 2. quéeeeee…?

Hace algún tiempo, en un MBA en el que colaboro, estaba revisando un caso de marketing directo en Internet. Siempre que realizamos este caso, suelo preguntar a mis alumnos qué tipo de servicios online utilizan. Esta pregunta ha tenido distintas contestaciones a lo largo del tiempo. Pero es evidente que las mismas han ido evolucionando en un único sentido: cada vez más, más alumnos (más personas), utilizan más servicios online.

Esta tendencia no tiene nada de raro. Es obvio que Internet es una realidad incontestable y que con el tiempo se irán incorporando casi todos. Por ese motivo, me sorprendió que, en uno de los últimos seminarios, uno de los alumnos (abogado) me dijera que eso de Internet le parecía bárbaro pero que él, excepto el correo electrónico y algunas consultas, no utilizaba la Web para casi nada.

Mucho me temo que, desgraciadamente, no es una opinión aislada y que, todavía, hay más gente de la que podemos imaginar que Seguir leyendo “¿Web 2. quéeeeee…?”

¿Por qué es importante el nombre de mi Negocio?

 

¿Es importante el nombre de mi compañía o negocio? Mucho más de lo que puedas imaginar. Me atrevería a decir que el hecho de definir el nombre de tu negocio es una de las tareas más importantes que tendrás que desarrollar desde el punto de vista del Marketing.

Tu nombre es un arma tremendamente poderosa. Si lo utilizas bien, te puede aportar muchas satisfacciones. Por el contrario, si la elección del nombre no es la adecuada, puede convertirse en un  lastre contra el que tendrás que luchar si quieres desarrollar correctamente tu negocio.

En primer lugar, el nombre de tu compañía es el primer punto de contacto con tus clientes o potenciales clientes. Si tienes en Seguir leyendo “¿Por qué es importante el nombre de mi Negocio?”

¿Qué me pasa Doctor?

No puedo resistir la tentación de contar una experiencia que tuve la semana pasada y que, lamentablemente, puede servir para explicar el concepto que muchos tienen de lo que es el servicio al cliente.

Por motivos leves tuve que acudir a la consulta del médico. En una de las paredes de ese hospital privado, había un letrero que decía algo así como: “nuestros pacientes son nuestra razón de ser” (un concepto bonito pero algo desgastado en los últimos tiempos).

Cuando llegó mi turno, la asistente del médico me llamó amablemente, me cogió los datos y me invitó a entrar en la consulta del doctor. Allí había un hombre pegado a la pantalla de un ordenador. Si mirarme, me preguntó mi nombre, mi seguro médico privado, algún que otro dato más y el motivo de la visita. En apenas un minuto (sin introducción de ningún tipo, una serie de preguntas poco estructuradas y sin levantar la vista del ordenador) me despachó escribiendo unos garabatos en una hoja y diciéndome que su asistente me explicaría de qué iba todo eso.

Yo, que soy un tipo muy disciplinado, salí de la sala y me puse en manos del asistente. Ésta me explicó que uno de los papeles era para realizar una prueba y el otro correspondía a otra prueba diferente. Como los papeles eran distintos (uno era el típico volante del seguro para la realización de una prueba y Seguir leyendo “¿Qué me pasa Doctor?”

¿Hay alguien ahí?

Siento una mezcla entre excitación y temor mientras que escribo mis primeras palabras como blogero oficial. Esta sensación puede resultar bastante absurda si tenemos en cuenta que, siendo éste mi primer blog, las probabilidades de que alguien llegue a leerlo son próximas a cero. En cualquier caso, sólo el hecho de dar un nuevo paso en mi plan me llena de responsabilidad y me hace muy feliz.

Mi nombre es Salvador Figueros y soy lo que los anglosajones llaman un Business Coach (Entrenador/consultor/ facilitador de negocio). Desde que dejé la vida corporativa (más de 20 años trabajando en el mundo de la Comunicación -más en Acerca de) me dedico a ayudar a pequeños empresarios, profesionales independientes, autónomos, etc., a hacer crecer sus negocios y ganar más dinero en el camino.

Después de tantos años trabajando para otros (nada que objetar), recibí la llamada emprendedora y Seguir leyendo “¿Hay alguien ahí?”